Casma

Auditorio Parroquial
"Maria Magdalena"

03 Junio

De este año, claro.

2 Moderadores

Especialistas

2000 Lugares

Apurate, Registrate!!

PRINCIPIOS

Nuestras convicciones políticas sustentan en la plena vigencia de los derechos del individuo y de los ciudadanos que fueron aportados a la civilización por las revoluciones tanto francesas como norteamericana:

1. El reconocimiento del ser humano y de la ciudadanía, libre, efectiva y plena, como elementos centrales de la organización social y base primordial de todas las obligaciones morales, políticas y económicas del Estado.

2. La solidaridad, la libertad, la igualdad y la justicia social como valores fundamentales para el desarrollo individual y colectivo de nuestra sociedad.

  • Slide Image
  • Slide Image 2

3. El resguardo de la pluralidad, el progreso, la democracia, la modernidad y la inclusión, como sustento de nuestras propuestas de gobierno.

4. La defensa de la democracia representativa y participativa

5. La participación inclusiva sin distinguir sexo, raza, condición física, credo religioso, condición económica y social.

6. La defensa de los valores morales y éticos que inspiran el humanismo y que reivindican el Estado.

7. La defensa de todos los principios, valores y normas rectoras que inspiran nuestra tradición constitucional y democrática.

PRINCIPIOS

La experiencia de los países de América Latina y en particular del Perú es que hemos oscilados entre soluciones liberales a ultranza y esquemas sociales difíciles de financiar, la mayor de las veces populistas. Tenemos que pensar en soluciones prácticas para defender objetivos básicos, a saber, los derechos humanos, las elecciones libres y justas en una democracia pluripartidista, la justicia social, la tolerancia, un sistema económico que combine crecimiento con responsabilidad social, el libre comercio, un medio ambiente sostenible y no contaminante, la libertad de expresión para los individuos y los medios y respeto al orden internacional que respete los derechos de todos los países y sus habitantes.

Como dice el refrán “quien mucho abarca poco aprieta”, en América Latina y en el Perú también tenemos desmedida ambiciones estatales y poca capacidad de ejecución .Lo que queremos es un Estado fuerte, para poder controlar la seguridad ciudadana y a la vez racional, a la vez que sea eficiente a un costo razonable.

La crisis que vemos en Estados Unidos y en Europa se origina en parte a la dificultad de mantener un estado de bienestar con generosos subsidios, junto con una economía que ya no crece al ritmo anterior por causa de la maduración de sus poblaciones. El Perú debe aprender las lecciones que emanan de esta situación. Por un lado promover bienestar social para los que hoy no lo tienen, y por lo otro hacerlo de una manera que sea viable a largo plazo sin causar la dependencia y el asistencialismo que han malogrado las perspectivas de los países más avanzados.

Todavía el país tiene mucho camino que recorrer en hacer que el Estado se organice para que tengamos servicios básicos en educación en esencial, infraestructura y seguridad ciudadana. Hay muchos espacios para ir llenando estos vacíos pero desde ahora tenemos que pensar en cómo hacerlo para que en futuro no caigamos en crisis financieras como ocurrió en el mundo.

Nosotros creemos en el Estado liberal, en el sentido de darle a todos los ciudadanos libertades esenciales pro al mismo tiempo que ofrezca igualdad de oportunidades a todos, haciendo que los más pobres puedan aspirar a dejar la pobreza para ellos y sus hijos.

A diferencia del anarquismo, consideremos que el estado no es un órgano opresor, si no el garante de la libertad y de la seguridad ciudadana .A partir de estas ideas solo es legitimo